Archive

Posts Tagged ‘mejora personal’

TEAM (visión circular organizacional)

A lo largo de mis 25 años trabajando en distintas organizaciones (y en la que yo mismo creé), he ido observando cómo nos comunicamos las personas, y llevo un tiempo reflexionando sobre ello, en especial desde la perspectiva de la Psicología Organizacional Positiva.

He llegado a la conclusión de que a la hora de mantener conversaciones importantes (dentro de las organizaciones) para el presente y el futuro de empleados, empleadores, clientes, y el de la sociedad próxima, uno de nuestros principales problemas (si no el más relevante) que impide conseguir los objetivos empresariales y personales, es un fallo grave, gravísimo, de comunicación, debido a que tenemos una visión semicircular de la realidad, es decir, solo vemos nuestra parte del círculo. Me estoy refiriendo no solo a esa falta de empatía que me impide ponerme en el lugar del otro tratando de comprender su punto de vista, sino además, a una falta de acercamiento al otro, a una falta de afecto, a una falta de “abrazar” la relación (aunque sea profesional o de negocio) para compartir, para trabajar unidos por un objetivo o un fin que nos beneficie a ambos, y en definitiva, de conectar nuestras fortalezas para atraer a nuestra vida lo que queremos y hemos decidido conseguir. Me temo que no sabemos trabajar en equipo.

De esta forma, esa visión semicircular con la que conversamos con la otra persona, nos separa, nos divide, nos hace ver al otro como un ser egoista, interesado solo en sí mismo, cerrado, prejuicioso, distante, que no me entiende, y en definitiva lo que se consigue es conectar con las debilidades del otro y separarnos como personas, llegando a ver la relación y el entorno como una amenaza para nuestro progreso. Pero lo más complicado de esto, es hacer el esfuerzo personal para vernos a nosotros mismos como una persona egoista, interesados solo en nosotros mismos, cerrados, prejuiciosos, distantes, que no entendemos al otro, viendo nuestras debilidades, separándonos del otro y visualizándonos como una amenaza para el otro (que es como nos percibe la otra persona). Lo peor de todo es que esto ocurre muy a menudo y salimos de una conversación con otra persona en la que no nos hemos entendido, pensando ambos que lo que nos ha transmitido el otro son excusas, egoismos, intereses personales, o banalidades para dispersar el verdadero núcleo del problema.

Insisto porque el tema me parece muy grave y de una urgente intervención en las empresas (y en la vida personal), sobre todo ahora, que la situación política, económica y social que estamos viviendo requiere unión y no separación para avanzar y entrar en la senda del crecimiento. Esta visión semicircular solo genera división, separación, tensión, ansiedad, rabia, frustración, insatisfacción, desmotivación, tristeza profunda, e incluso depresión si mantenemos este tipo de comunicación muy a menudo. Este es uno de los grandes problemas en las empresas actualmente, cuyas consecuencias son (entre otras): disminución de productividad, incremento de absentismo, “despido interior“, bajas por enfermedad, ruptura del contrato psicológico.

¿Solución? Empezar a practicar la visión circular. Ésta consiste en un camino de ida y vuelta que debemos recorrer en cada conversación, aunque nos duela al principio. Debemos salir caminando de nuestro semicírculo y entrar en el semicírculo de la otra persona para mantenernos allí por un rato, el necesario para conocer su territorio. Deberemos preguntarle abiertamente en qué se está basando para pronunciar sus palabras, tratando de comprender su punto de vista, sus sentimientos, indagando en su marco mental aunque éste sea muy complejo en ocasiones. Este camino es un proceso que nos llevará tiempo y paciencia, pero es mejor esto que seguir separados, divididos, pensando que el otro no me comprende porque es un egoista, o como me decía un cliente el otro día, pensando que el otro es un “singer morning” (cantamañanas).

Para completar el círculo, es necesario volver de nuevo a nuestro semicírculo acompañados del otro, cogidos de la mano, para mostrarle nuestro marco mental, nuestros sentimientos, nuestras competencias y fortalezas, y en definitiva para salir unidos, fortalecidos de la conversación, con un acuerdo tácito y explícito de cómo vamos a continuar hacia los objetivos que nos benefician a ambos desde el respeto y la conexión de nuestras fortalezas de forma complementaria, donde mi debilidad sea suplida por su fortaleza, y viceversa.

Es por lo que a partir de ahora he decidido regalarme este paseo circular y regalar a la otra persona esa visión circular para que, poco a poco, nuestro desarrollo personal y profesional avance en la dirección adecuada y positiva que todos queremos. En beneficio personal y organizacional.

Por supuesto no será un camino de rosas, y algunas personas no querrán salir de su semicírculo, pero ¿y tú? ¿Te quieres regalar a ti y a los demás esa visión circular? ¡Trabajemos en equipo! (“TEAM”: Tratar con Empatía, Afecto y Madurez).

Hasta pronto!

El Devenir

Heráclito

Heráclito

Desde los griegos,  mucha gente habla de cambio, de mejorar, de desarrollarse, de formarse, ¡aprovecha la crisis! te dicen. Y llevan razón. Pero, ¿cómo se hace eso? ¿Es fácil cambiar el día a día que repetimos casi de forma inconsciente? Pues no, no es fácil, para qué nos vamos a engañar.

La buena noticia es que es posible cambiar, si tenemos paciencia y perseverancia (frente a la cultura del pelotazo, del corto plazo, que nos venden los medios).

Lo cierto es que muy pocas personas hacen lo necesario para cambiar, para superarse, para imprimir un giro positivo en sus vidas, lo que yo llamo “La Palanca del Éxito“. ¡Claro! Lo queremos todo ya,  inmediato, y si no, lo dejamos estar. Yo lo he vivido en primera persona (y todavía estoy en la travesía) y por tanto puedo hablar de mi experiencia.  ¿Lo más difícil?,  el primer paso, tomar la decisión. Solo hay que contar el escaso número de deseos de cambio que la gente lleva a la práctica cada vez que comienza el año o el curso.

Abro este blog por diversas razones:

La primera porque quiero compartir mis conocimientos y mi experiencia en el cambio que decidí aplicar a mi vida en septiembre de 2005 (sentía que con 38 años, estaba en el mismo sitio que cuando tenía 22). Sólo con que a una persona le sea de utilidad lo que yo vaya contando, me daré por satisfecho.

La segunda, porque trabajo en ENCAMINA, que es empresa 2.0, y cuyos principales líderes responsables de su magnífico desarrollo, son: Pako y Hugo, que ponen, con su ejemplo motivador, el listón de la excelencia  muy alto, lo cual es un motivo extraordinario para crecer, si uno quiere.

Quiero hacer entradas en este blog desde un punto de vista teórico-práctico-psicológico (basadas en investigación científica que iré referenciando, aprovechando mis conocimientos actualizados en psicología -estoy cursando tercero de Psicología en la UNED-  y mi experiencia laboral en 6 empresas).  Hablaré dentro del ámbito personal y profesional.

Por ejemplo, explicaré por qué no funcionan a largo plazo la mayoría de dietas de adelgazamiento, por qué la mayoría de la gente queremos mejorar, ganar más dinero, pero lo único que hacemos es gastar dinero en lotería, por qué las personas queremos mejorar las mismas cosas todos los años y lo único que conseguimos es tener más años sin mejorar nada,  por qué la cultura empresarial del jefe autoritario ya no funciona, y la paradoja del líder del siglo XXI, que tiene su éxito en estar al servicio de sus seguidores y no al revés. Por supuesto trataré de dar una explicación y/o solución razonada desde el enfoque psicológico y/o neuropsicosocial (uf! qué palabra más fea).

Conforme vaya incrementando mi conocimiento durante mis estudios, espero ir enriqueciendo mis exposiciones y mi aportación a la comunidad.

Y para ser mi primera entrada, creo que me he extendido demasiado.

¡Hasta pronto!