Inicio > cambio, Psicología positiva y desarrollo personal > ESTRATEGIA EMOCIONAL EN PYMES Y OTRAS BARBARIES

ESTRATEGIA EMOCIONAL EN PYMES Y OTRAS BARBARIES

Barbarie EmocionalSi preguntamos en una Pyme por el directivo responsable de la estrategia emocional, seguramente nos tildarán de “idos” o nos mirarán con “cara de póker” y otros dirán “¡pero qué barbaridad! ¿y eso que tiene que ver con la productividad?” Pues mire usted, ¡TODO. TIENE QUE VER TODO!

Coincido con la experta Pilar Gómez-Acebo en que la economía del futuro y el futuro de la economía es la economía de las relaciones, la gestión de los intangibles. Y aquí es crítico el estilo de liderazgo de directivos y responsables de equipo.

Es imprescindible un liderazgo ético, coherente (que practica lo que predica), respetuoso, empático, conciliador, confiable, flexible, comunicador y persuasivo, mas no manipulador. Esto es, directivos con fuertes competencias emocionales que formen parte del núcleo duro de la estrategia corporativa.

La gestión emocional y de las relaciones no son “sensiblerías”, “nimiedades” o “chorradas de moda” como algunos empresarios y directivos creen erróneamente; porque fisiológicamente primero sentimos y después pensamos, y esto, por el momento, no tiene discusión alguna (así lo ha demostrado la neurociencia).

Es más, cuando un directivo rechaza frontalmente una inversión en estrategia emocional porque cree que solo lo racional es necesario y suficiente, demuestra su poca o nula inteligencia emocional ya que no se da cuenta de que, precisamente, “su razonamiento” están generado e influido por sus propias emociones, sentimientos y creencias. A menudo se escuda en el corto plazo, pero realmente, ¿hay alguna inversión empresarial con retorno a corto plazo?

Y es que cuando una empresa quiere priorizar el corto plazo, sacrificando inversiones aparentemente superfluas como el desarrollo de competencias emocionales, termina pagándolo en el medio y largo plazo.

boxes formula1

Es como si un piloto de Fórmula 1 no quisiera parar en boxes porque le supone un coste a corto plazo y prefiere ir ganando posiciones. ¿Qué ocurrirá?; terminará reventando neumáticos o sin combustible, quedándose por el camino. Por supuesto hay que vigilar la cuenta de explotación, pero sin perder el foco en el medio y largo plazo.

Si atendemos siempre lo urgente en detrimento de lo importante estaremos siempre “en la cuerda floja”, con estrés por el día y ansiedad por la noche. Iremos salvando ejercicios pero empezando desde cero una y otra vez. Y así hasta el batacazo final.

Según los expertos en economía, para que una empresa sea sostenible tiene que tener visión y valores de largo alcance, aún a costa de sacrificar beneficios a corto plazo.  Ello puede suponer en una Pyme tener un equipo reducido de personas con gran talento que trabajen duro pero sin quemarlos haciéndoles trabajar largas jornadas de forma crónica, a costa de su vida personal y familiar.

Por supuesto no se trata de que los empleados trabajen en un paraíso, sino de que trabajen duro para alcanzar objetivos concretos y bien definidos, que sean respetadosapoyados y remunerados según el valor que aportan y los objetivos que consiguen.

La empresa y los directivos han de trabajar duro también en la consecución de un ajuste óptimo entre las demandas y los recursos, de forma que esto se convierta en el caldo de cultivo de la, tan ansiada como necesaria, rentabilidad, productividad, eficiencia, eficacia y calidad.

Robot emocional

No somos robots, somos humanos. La mayoría de objetivos empresariales están tamizados por las emociones, aunque algunos de ellos parezcan puramente racionales:

  • Dinero (asociamos dinero -además de a la viabilidad- a seguridad, calma, tranquilidad, lujo, placer, ¿felicidad?…)
  • Posicionamiento (orgullo, satisfacción, confianza…)
  • Calidad producto / servicio (satisfacción, orgullo, deleite, compromiso…)
  • Ventas (alegría, felicidad, euforia, satisfacción, motivación…)
  • RSC (sensación de prestigio, relaciones gratificantes con la sociedad, confianza…)
  • Ubicación oficinas (prestigio, poder, admiración, orgullo…)

Y así un largo etcétera.

¿Sigue pareciendo una barbaridad incluir la estrategia emocional en las pymes?

Hasta pronto!

Fuente imágenes: ijustsaidit.com; 20minutos.es; portinos.com

 

 

 

Anuncios
  1. 1 octubre 2013 en 20:34

    Estimado
    El problema con las Pymes es que muchas veces sus dueños, cuando uno los entrevista, piensan que como ellos han creado sus compañías que “diablos “tenemos nosotros para sugerir o aportar.
    El principal criterio para incorporar colaboradores se basa en recomendaciones de confianza. La toma de decisiones rara vez está descentralizada y como cuello de botella filtran todo a su buen saber y entender.
    En ocasiones les he preguntado si alguna vez han calculado cuanto pierden de ganar por no capacitar a su gente u omitir la importancia de la calidad del contexto.
    El día que saquen la cuenta de cuanto les cuesta el ahorro/desinversión tal vez comiencen a dar importancia a todo lo que mencionas en tu nota.
    Por suerte hay una camada de nuevos emprendedores que si estan considerando estos temas.
    Un cordial saludo
    victoria pik

    • 2 octubre 2013 en 8:10

      Muchas gracias por tu interesante comentario, Victoria. Estoy de acuerdo con lo que describes, es la realidad. Los directivos -dueños- de cierta generación se irán jubilando y darán paso a directivos con una mentalidad abierta a la nueva era. Más les vale porque sino, tienen los días contados. Los métodos de antaño ya no sirven para gestionar al profesional del talento. Éste se irá a la competencia a la menor oportunidad…

      Saludos!

  1. 7 enero 2014 en 9:24

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: