Emociones y Trabajo

Está mal visto socialmente “ser una persona emocional”, es decir, a alguién que se deja guiar (que no llevar) por sus emociones se le tilda de “blando”, y despectivamente yo he oido decir: “es un nenazas”, “un padrazo” o cosas peores.  No digamos ya en el ámbito empresarial. La persona que muestra sus emociones en el trabajo,  “pareciendo humano”, dicen que no tiene futuro como jefe, comercial, lider, mando, o como queramos llamar a un puesto de responsabilidad, donde el desempeño incluye la interacción con muchas personas (dentro y/o fuera de la empresa). Pero claro, pensando un poco y dejándonos de tonterías, si somos producto de la evolución y adaptación al medio ambiente, y gracias a ello estamos hoy aquí y ahora, digo yo que las emociones tendrán alguna función importante, ¿no? Porque si fueran una chorrada, algo nimio, banal, seguro que no habrían evolucionado porque el ser vivo que hiciera uso de ellas habría desaparecido de la faz de la tierra hace unos cuantos miles de años.

Vamos a ver, a nivel básico, las emociones nos salvan la vida, y/o nos la pueden facilitar. El miedo nos previene ante una amenaza para nuestra supervivencia, el enfado (ira) nos ayuda a superar lo que obstaculiza nuestro objetivo o lo amenaza, la tristeza nos hace retrotraernos hacia nuestros propios pensamientos y reflexionar, la alegría sirve para potenciar nuestras relaciones y nuestro bienestar físico y mental, y para facilitar la conducta en dirección a nuestras motivaciones, por ejemplo.  Además sirven para comunicar a las demás personas nuestro estado afectivo para que sepan si se tienen que alejar o acercar. A nivel social y laboral, las emociones nos facilitan (u obstaculizan) las relaciones, y por lo tanto también el desempeño de nuestro trabajo. La persona que solo muestra emociones negativas (sobre todo ira, enfado), sobre todo en su lenguaje no verbal, va a provocar rechazo, alejamiento, repulsión, y también ira y enfado en las personas de su alrededor. Si es un mando o jefe, la gente le obedecera mientras esté presente, normalmente al principio de la relación. Cuando ya se hartan, terminan marchándose, o peor, quedándose y dejando de producir. En definitiva, las emociones tienen una función cognitiva, fisiológica, conductual, y social. Es más, se ha demostrado reiteradamente los efectos disfuncionales de la inhibición de la expresión emocional tanto en el ámbito fisiológico como en el bienestar de la persona. Quiere esto decir que hay que sentir, percibir y expresar las emociones, pero de manera controlada, equilibrada, y ordenada. De esto se encarga la inteligencia emocional. Podríamos llamar entonces, a todos aquellas personas que piensan que no hay que mostrar las emociones o lo hacen de manera descontrolada, en especial con las negativas, analfabetos emocionales. Y desgraciadamente hay muchos, y lo peor en puestos de alta responsabilidad. Por lo tanto debería ser obligatoria la formación emocional de estas personas.

Los neuropsicólogos y neurocientíficos están demostrando que las emociones tienen una función vital en la toma de decisiones, es más, sin las emociones sería imposible tomar una decisión porque nunca terminaríamos de analizar “pros” y “contras” de las situaciones. También hemos visto mediante técnicas de neuroimagen estructural y funcional, que están interconectadas las áreas cerebrales que predominan en las funciones racionales y emocionales, activándose ambas a la vez cuando evaluamos y decidimos. Y ya, para aquellas personas que se piensan seres principalmente racionales por encima de todo, la neurociencia ha demostrado empíricamente cómo las emociones negativas “toman el control” cerebral y reordenan el riego sanguíneo hacia las capas más internas del cerebro, dejando con menos riego las capas corticales de los lóbulos frontales del cerebro que son las que piensan en colores, planifican, crean y solucionan. De esta manera, y en un momento de “secuestro emocional”, es materialmente imposible pensar racionalmente. Por eso en una reunión en la que nos sentimos heridos emocionalmente por los demás, es imposible “pensar con lucidez”, por mucho que nos pidan ideas en ese momento.  Hay que dejar pasar la emoción y esperar que vuelva el riego sanguíneo a nuestro cortex prefrontal para pensar la solución, siguiente paso, o contestación. Y para restaurar nuestro riego sanguíneo hay que generar emociones positivas, que neutralizan las negativas, y generan bienestar subjetivo.

Por lo tanto, si las emociones son inevitables para el buen desempeño profesional y personal, para una buena salud física y mental, en definitiva para nuestra felicidad, hagamos un buen uso de ellas. Tratemos de generar emociones positivas (alegría, humor, felicidad, amor), que además de fortalecer nuestro sistema inmunitario (mediante su función tranquilizadora), favorecen el aprendizaje y la memoria, nos permiten manejar más abiertamente el abanico de posibilidades a la hora de enfrentarnos a los retos que la vida nos presenta constantemente, y como somos seres sociales,  también nos predispone a ayudar a los demás, a integrarnos con otras personas adecuadamente, facilitar la amistad, y sobre todo a hacerles sentir bien a ellos y favorecer así el quid pro quo.  Si alguién me soluciona un problema y además me hace sentir bien, si la experiencia es positiva, agradable, satisfactoria, seguro que querré estar cerca de esa persona lo antes posible.

Hasta pronto!!

Anuncios
  1. 22 septiembre 2010 en 12:54

    ¡Buenas! Hemos visto que este blog también participa en los premios 20 blogs y nos hemos pasado para echarle un vistazo, nosotros también nos presentamos en la categoría de viajes http://lablogoteca.20minutos.es/blog-de-viajesnet-331/0/
    Y no hemos querido irnos sin antes dejar un comentario.
    Saludos y mucha suerte en el concurso, aunque la cosa está complicada…

    • jpsanchez
      22 septiembre 2010 en 14:38

      Pues muchas gracias por vuestro comentario, y enhorabuena porque veo que vuestro Blog va bastante bien. Yo tengo que mejorar mucho todavía. Espero mejorar para la próxima edición del concurso.

  1. 7 septiembre 2011 en 0:13

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: