Inicio > cambio, Psicología positiva y desarrollo personal > ¡Quiero que mi vida mejore!

¡Quiero que mi vida mejore!

Si le preguntamos a cualquier persona si quiere mejorar, creo que la respuesta siempre será un rotundo sí (salvo alguna excepción). Ahora bien, si la siguiente pregunta es ¿Cómo piensas hacerlo?, aquí probablemente la respuesta será “no lo sé” (salvo alguna excepción).  Sobre todo ahora con la proximidad del nuevo año, aumenta el número de personas que tiene propósitos de mejora; otra cosa es quién lo hace realmente.

Hace tiempo que creo firmemente, y así me lo está demostrando la experiencia, que todo cambio o mejora externa empieza en uno mismo. Por ejemplo, si quieres relacionarte (con regularidad, no puntualmente se entiende) con gente de más nivel cultural, primero tienes que tener tú más nivel cultural. Si quieres relacionarte con gente de más inteligencia emocional, primero tienes que tener tú más inteligencia emocional. Si quieres relacionarte con gente de más simpatía o amabilidad, primero tú tienes que tener más simpatía o amabilidad. Si quieres tener un trabajo que te aporte más valor, primero tienes tú que aportar más valor. Si quieres que las cosas mejoren, primero tienes que mejorar tú. Y así en casi todo. No sé si me explico.

Si ha quedado claro lo anterior, el siguiente paso sería explicar con un ejemplo qué es necesario hacer para mejorar uno mismo. El ejemplo que voy a poner es mi propio caso (intentando huir un poco de teorías, que son necesarias pero no suficientes). Espero que sirva.

Digamos que mi “despertar” empezó después de un largo periodo de malestar personal que comenzó en 2001 cuando decidí dejar la empresa en la que trabajaba y crear una nueva con dos socios más, con mucha ilusión pero nula experiencia empresarial. El caso es que me di de bruces con la realidad, ésta es muy terca y acaba imponiéndose, y decidí dejar la aventura tras año y medio (también la empresa decidió dejarme a mí), vamos, que éramos incompatibles. En el camino me dejé mucho desgaste emocional y mucho dinero (que además no tenía y se lo debía al Banco), pero gané un aprendizaje bárbaro (yo digo que hice un MBA carísimo).

Afortunadamente comencé a trabajar de forma inmediata en otra empresa en la que depositamos (la empresa y yo) nuestra confianza mutua –Aritmos– (a la cual estoy inmensamente agradecido). Esto, unido a que pude reunificar las deudas  (además de la hipoteca, mi mujer había comenzado también por su lado otra aventura empresarial, y también tenía créditos), me permitió atender adecuadamente, no sin esfuerzo, las deudas contraídas.

Superado minimamente el aspecto económico, me planteé seriamente que quería mejorar porque llegué a la conclusión (después de leer un montón de libros de todo tipo –en especial Management y Psicología positiva-) de que en “mi nivel” solo podría hacer cosas de “mi nivel”, algo que es duro de aceptar, que parece obvio, pero que el día a día no nos deja ver. En septiembre de 2005 decidí firmemente que quería relacionarme en mí día a día con personas de más nivel cultural y emocional que yo, y para ello hice por escrito un plan de acción. Por ejemplo, estudiar una carrera, asisitir a todos los cursos y conferencias de desarrollo personal que pudiese, e inscribirme en asociaciones relacionadas con ello.  Además quería que toda la experiencia que tenía acumulada, junto con el nuevo aprendizaje me sirviese para ayudar a otras personas a crecer y  mejorar.

En 2006 hice el curso de acceso a la universidad para mayores de 25 años (yo había estudiado formación profesional de 2º grado) y en 2007 me matriculé en el primer curso de la carrera de Psicología por la UNED. Deseaba (y deseo) especializarme en psicología de las organizaciones y psicología positiva. Asistí a seminarios y conferencias en directo y en video, escuché audiolibros en casa y en el coche, hice cursos de mejora en mi provincia y viajé fuera de ella para hacer otros. Ahora estamos terminando 2009, estoy en 3º de carrera, y por el camino han ido “apareciendo” como por arte de magia personas de más nivel cultural que el mío y más nivel emocional que el mío (es evidente que han aparecido conforme he ido subiendo un poquito mi nivel). Ni que decir tiene, que en todo este trayecto el apoyo de mi familia ha sido clave, sin él probablemente no hubiese podido mantener el esfuerzo.

Hace dos años me inscribí en una asociación sin ánimo de lucro que se llama Desata Tu Potencial, en la que participo recibiendo e  impartiendo clases de desarrollo personal en el instituto Camp de Morvedre y en la propia asociación, y hace un año que trabajo en ENCAMINA, una consultora tecnológica Valenciana llena de personas con un nivel altísimo de cultura e inteligencia emocional. Además pertenezco al equipo de Arqueros de la Palabra, gracias a Maty Tchey (una persona excepcional donde las haya) que me impulsó a preparar un curso de desarrollo personal, que llamé “La Palanca del Éxito” (este nombre tiene su explicación, lo contaré en otro post y en el curso), y versa sobre auto liderazgo (básicamente cuento con detalle y argumentos científicos, cómo mi historia personal es solo un diminuto ejemplo del potencial humano y cómo llevarlo a la práctica). En todo este proceso me han ayudado mucho las redes sociales.

Ahora sé que es real (no utopía) que sí se puede mejorar si uno lo decide firmemente con todo su ser hasta la médula, dando el primer paso hacia la acción (el más difícil), y también sé que el crecimiento es “infinito”, que dura todo el ciclo vital, que podemos mejorar siempre porque el cerebro es plástico (aunque tiene su declive, pero sigue siendo plástico toda la vida) y se puede moldear con el aprendizaje. Aun me quedan muchas cosas por hacer; tengo que licenciarme en psicología, colegiarme, hacer un posgrado en psicología positiva, estoy preparando dos cursos de inteligencia emocional (para la empresa y la educación), me gustaría escribir un libro… En fin que seguro me esperan un montón de cambios y novedades en mi vida y por lo tanto en todo lo que me rodea. Acordémonos de la cita de Marcel Proust: “Nada ha cambiado, solo yo he cambiado, por lo tanto todo ha cambiado”. Por cierto, hay personas que dicen que cuando uno es mayor no se puede cambiar, pero no es así (yo inicié el proceso de mejora a los 38 años, ahora tengo 42 y sigo en ello con ilusión y energía).

Bueno, espero que mi experiencia te pueda servir, al menos en parte. Si necesitas o quieres consultarme cualquier aspecto de mi trayectoria que te pueda ayudar en tus decisiones, no dudes en escribirme. Prometo contestar a la mayor brevedad.

Gracias por leerme. Felices fiestas y que tengas un estupendo 2010. Ójala te decidas a mejorar, haciéndolo realmente.

Anuncios
  1. 29 diciembre 2009 en 0:12

    Muy buen post, Juan Pedro. Gracias por compartir tu experiencia, seguro que nos enriquece a todos.

  2. Rogelio Algarra
    29 diciembre 2009 en 11:33

    Excelente post, me ha gustado mucho y comparto contigo la esencia del mismo. Seguro que es de ayuda e inspiración a todos aquellos que tengan la suerte de leerlo.

  3. David
    29 diciembre 2009 en 13:16

    Excelente post. Normalmente estas reflexiones las hace la gente cuando toca fondo, hacerlo a mitad del pozo es una gran garantía de éxito en alcanzar la superficie (el objetivo). Es muy difícil porque a veces nos encontramos tan a gusto en el pozo que no reunimos energías para subir.

  4. Xavi Guillén
    29 diciembre 2009 en 14:14

    Magnífico post. Me ha hecho reflexionar sobre muchas cosas. Me quedo con el final: nunca es tarde para mejorar.

  5. Francisco Villar
    30 diciembre 2009 en 0:29

    Excelente post, me ha hecho pensar en cual es el camino que sigo en la vida. Magnífico

  6. Rut
    30 diciembre 2009 en 18:06

    Me ha encantado. De mi médula a la tuya : “Yes we can!” Feliz año. Un abrazo

  7. José Antonio
    2 enero 2010 en 11:06

    Podría decir que me ha sorprendido, pero no es así. Después de conocerte no esperaba menos de tí, en realidad espero mucho más. Por cierto, lo que has explicado tiene mucho que ver o directamente es la “ley de atracción”, siento no saber poner mejor el enlace:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Ley_de_la_atracci%C3%B3n

    En fin, me alegro mucho por tí, sigue así y feliz 2010

    • jpsanchez
      2 enero 2010 en 11:45

      Hombre!! José Antonio!! No sabes cuánto me alegro de que me hayas dejado un comentario, fundamentalmente por dos motivos:
      1. Significa que tu recuperación avanza significativamente.
      2. Ese comentario aumenta enormemente su valor viniendo de un fuera de serie, como tú.

      Efectivamente, está relacionado con la ley de la atracción, que si la analizas es algo muy lógico y nada esotérico (las consecuencias de tus acciones te acercan y te alejan de cosas y personas).
      Muchísimas gracias, seguiré dando pasitos sin pararme. Feliz 2010 y hasta pronto!!

  8. José Manuel García
    5 enero 2010 en 18:03

    excelente, tanto en fondo como en forma. Post a post e
    tás construyendo un blog extraordinario. a ver cuándo te animas con ese libro, tienes un lector asegurado.

    • jpsanchez
      6 enero 2010 en 12:54

      Muchas gracias José Manuel. Una de las formas de llegar a la acción es comprometerse públicamente…

  9. 4 enero 2011 en 9:46

    Excelente post Juan Pedro. Comparto muchas de las ideas que en él expresas y de manera brillante, además.
    Lo voy a mover entre muchos de mis lectores porque merece la pena ser compartido íntegramente.
    Saludos cordiales

    • jpsanchez
      4 enero 2011 en 10:05

      Muchas gracias, Esteban.

      Si plasmar mi conocimiento y experiencias en el blog, además de ser terapéutico para el que escribe, puede inspirar a alguien más, será doble enriquecedor.

  1. 2 enero 2011 en 11:29
  2. 1 julio 2017 en 12:04

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: